Extracto del informe
del administrador


Bernardo Ruiz



Había cinco maniquíes en la bodega. Hubo que abrirla a la fuerza.

El maniquí que miraba hacia la puerta, cargaba en el brazo izquierdo una prenda de ropa íntima.

Otro había perdido la peluca, mientras dos de ellos se peleaban por los pantalones de dril del velador desaparecido, del que no se ha vuelto a saber nada.

El último, vestido con la camiseta de un equipo de futbol, parecía anunciar el par de zapatos gastados con que desfiguraron los rostros de los demás maniquíes.

La policía cree que pudo ser un secuestro.

La prensa no se ha ocupado del asunto.

Los obreros dicen que una gran paloma negra salió volando al abrir las puertas del almacén.

Todos se han burlado del psiquiatra que se atrevió a aventurar que podía ser un caso más de abandono de trabajo.


NACHO_LOPEZ (C)


Copyright © 1996 Nacho López, "La venus se va de juerga"
Copyright © 1985, Vals sin fin, Bernardo Ruiz